Nota de prensa sobre los servicios sociales en Leganés

Leganés, reincidente y con escasa vocación de cambio.

Desde Podemos Leganés creemos necesario gastar de otra manera, eliminando lo superfluo, los privilegios, las pautas aprendidas y justificando cada euro que empleamos.

Por segundo año consecutivo Leganés encabeza el ranking de municipios “oficialmente pobres en inversión social”, apareciendo como el municipio de más de 20.000 habitantes que menor gasto hace en sus vecinos y vecinas en esta materia. Y no lo decimos nosotras, sino la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales de España.

Los más de 1.500 mayores esperando teleasistencia, más de 1000 esperando ayuda a domicilio, tiempos de espera de más de dos meses para cobrar una ayuda de emergencia social o para la 1ª cita en servicios sociales, son reflejo de la falta de inversión en servicios sociales, la falta de dotación de personal y del poco interés por situar a las personas más vulnerables como objetivo primordial en la agenda política.

¿Qué posición pretende tener Leganés cuando 10.532 menores de su municipio se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social y con 7.114 niños y niñas que sufren carencia material severa? ¿Acaso estas cifras recogidas en el informe del Defensor del Menor de Leganés también son erróneas? Simplemente no son asumidas por el Equipo de Gobierno porque de hacerlo les obligaría a virar en su política de Protección Social y en el diseño de un nuevo concepto de cómo deben ser los Servicios Sociales.

Por ello es necesario cambiar de prioridades y que las personas sean lo primero: que no se de dinero público antes a una Sociedad Anónima que a una familia que no puede dar a los menores a su cargo 3 comidas al día, a quienes necesitan ayuda a domicilio o teleasistencia, o a un vecino/a con necesidades habitacionales. Debe prevalecer la inversión en los barrios más antiguos para paliar ente otras cosas la accesibilidad a la vivienda o la pobreza energética: exigimos que prevalezcan los intereses de la ciudadanía a los de una multinacional, y que los 12,5 millones € para la rotonda se destinen a aumentar los recursos para atender a quienes lo están perdiendo todo o ya lo perdieron. Además exigimos que sea desde la administración pública, no desde las entidades caritativas. Recordamos que toda administración es responsable de que se garanticen los derechos humanos básicos y la ciudadanía tiene derecho a las prestaciones sociales reconocidas por ley, un derecho que no se puede eludir ni sustituir por un concepto de beneficencia e, incluso, de neocaridad.

Es necesario trabajar en colaboración con la ciudadanía. Su participación directa en los temas de la ciudad es fundamental siempre, pero mucho más en esta época de crisis, porque a pesar de lo que alardea el PP la ciudadanía sigue en crisis. En esta situación las prioridades del gasto deben surgir desde las propias necesidades sentidas, vividas y participadas por los vecinos y vecinas de Leganés.

Echamos en falta un estudio de la pobreza en el municipio que daría lugar a programas dirigidos a colectivos en situación de pobreza muy distintos a los perfiles anteriores a la crisis. Nuevos perfiles surgidos durante la crisis económica financiera y a raíz de la aplicación del artículo 135, con miles de personas que son pobres a pesar de tener empleo o algún tipo de ingreso pero insuficiente, y que se escapan de los ítem establecidos, quedando fuera de cobertura. Menores con problemas para mantener las actividades educativas más elementales y para tener cubiertas las necesidades básicas, personas con dificultades para seguir con el tratamiento de enfermedades crónicas o graves por falta de recursos para adquirir medicamentos, recursos para estudiantes más allá de primaria, cubrir las necesidades de gas, electricidad, alquiler, no solo para familias en paro sino para aquellas cuyo sueldo no da para mucho más que comer.

Desde Podemos Leganés exigimos al equipo de Gobierno del Ayuntamiento que abandone las políticas neoliberales, mercantilistas y basadas en el ladrillo, heredadas de legislaturas anteriores, y pongan de una vez en el centro de las políticas públicas municipales las necesidades de los vecinos y vecinas de Leganés, con la participación y transparencia necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *