España cada vez más corrupta, su peor registro en la historia del país

Según los datos de Transparencia Internacional analizados en el periodo del 2016, España la colocan en el puesto número 41 entre 176 países, con una puntuación de 58, al igual que en el año 2015  alcanzó el récord histórico de corrupción. Dentro de la Unión Europea somos el 17 sobre 28.

El este 2017 seguimos envueltos de manera sistemática en escándalos de corrupción como en años recientes. Pocos aspectos de la vida pública de nuestro país se mantienen exentos de corrupción, ya sea la Casa Real, grandes corporaciones, autoridades municipales, el deporte o los partidos políticos. La justicia está totalmente politizada y la mayoría de los casos corrupción se quedan impunes, nadie se hace responsable del dinero desaparecido, la sensación de la población en general es que delinquir les sale rentable.

La famoso lista Falciani, la mayor delación de presuntos defraudadores de la historia de España, un tesoro para cualquier agencia tributaria, con 4 microtarjetas de memoria, donde aparecen 4.000 españoles, empresarios, políticos, deportistas, …  pasan a regularizan su situación con Hacienda con la famosa amnistía fiscal aprobada por el gobierno del PP en marzo de 2012, que El Tribunal Constitucional anulo, por unanimidad, pero esta decisión no afecta a los contribuyentes que ya tengan regularizada su situación con Hacienda.

Los continuos y cada vez más vergonzantes casos de políticos, que los medios afines manipulan, tergiversan, omiten o directamente han despedido a periodistas por incluir información que pudiera perjudicar a personas del índole político o empresarial.

Juegos de palabras sobre imputado, testigo, declarante, que se funden a diario con el café o la sobremesa y se hacen ya parte de lo cotidiano.

La corrupción española es global y alarma al mundo, a nosotros debería alarmarnos más aún por que nos afecta al día a día y no lo queremos ver, ya veremos cuando Transparencia Internacional ofrezca el informe del 2017, con toda probabilidad seguiremos subiendo escalafones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *