PODEMOS LEGANÉS SOBRE LOS ÚLTIMOS ASESINATOS MACHISTAS

La semana pasada fueron asesinadas no una, ni dos, sino TRES mujeres en España. Una en Murcia, otra en Madrid capital y la última en Collado-Villalba, el sábado 27 de mayo.

Sí, podemos ponerles nombre, apellidos, edad y rostro, pero baste decir que eran mujeres trabajadoras, con hijos, una vida. Sin embargo, lo que produce auténtico VÉRTIGO e INDIGNACIÓN es que con ellas ya son CUARENTA las mujeres asesinadas en lo que va de 2017, es decir, DOS por semana. Y ¿qué hace el Gobierno del PP? NADA, absolutamente NADA. Escucha los lamentos de familiares, amig@s compañer@s de las víctimas como si de una tormenta pasajera se tratase.

“La Violencia de Género como #CuestiónDeEstado, ya… tal”, que diría Rajoy.

Los asesinos son (o eran, porque uno se suicidó después de matar) hombres corrientes, con un trabajo, incluso pareja e hijos. No son enfermos, no les aquejó ninguna locura transitoria. Sus asesinatos fueron fruto de la educación recibida, de los mensajes de un invisible pero activo PATRIARCADO que forma a los hombres para disponer de las vidas de las mujeres en cualquier momento. Aún hay quien los llama ‘crímenes pasionales’, naturalizando la violencia, incluso la muerte, de una mujer a manos de un hombre, y NADIE que desde una posición de autoridad contrarreste esa creencia, tan anacrónica, tan mortal, contra las mujeres.

Las políticas austericidas del PP recortaron los presupuestos dedicados a la aplicación y desarrollo de la Ley contra la Violencia de Género, y ahí tenemos el resultado: un aumento EXPONENCIAL de los feminicidios desde el año 2016, unas órdenes de alejamiento que no llegan ni a la mitad de las mujeres amenazadas, una sociedad que sigue ignorando quién es el verdadero responsable de la VIOLENCIA ESTRUCTURAL que recae sistemáticamente sobre las mujeres, en lo económico, familiar y laboral, las asfixia y MATA.

Desde el CCM de Podemos Leganés queremos expresar nuestra más indignada repulsa por estos últimos asesinatos, así como nuestra enérgica EXIGENCIA de modificar los PGE para dotar de forma eficaz la lucha contra la Violencia Machista, que no sólo es ya preocupante, sino que tiene visos de convertirse en un auténtico GENOCIDIO si no hacemos algo para impedirlo.

 

  • Trinidad

    Vergüenza social, impasibilidad política, lastre social. Dónde están las políticas de igualdad y de ayuda a las mujeres. INDIGNACIÓN

    Responder

    • Olga Baselga

      El problema sigue sigue siendo el mismo, Trinidad: la desigualdad, el machismo visible e invisible. Protegiendo a las mujeres sólo conseguiremos una parte, pero no eliminar la desigualdad y el machismo. Hay que hablar del machismo y sus actores y actrices: por qué hacen lo que hacen, dicen lo que dicen, piensan lo que piensan, por qué han llegado a comportarse así… Sólo abriendo ese debate en serio podremos cambiar las dinámicas de dominación.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *