JOSÉ LUIS SANCHA LASA

14639858_328409320859306_3277112090963525136_n

JOSÉ LUIS SANCHA LASA
(16 de octubre de 1980, Barakaldo)
Que un policía borracho estando de paisano asesine a un ciudadano no nos sorprende a estas alturas de la Transición, pero  por eso debe ser repetido un y mil veces para que no vuelva a ocurrir. Que la versión oficial no concuerde con los que vieron el hecho y que tenga contradicciones, tampoco, claro está. Y que eso no le importe al juez, casi nos hace sonreír.
El 16 de octubre de 1980 José Luis se encontraba en el bar Los Arcos de Barakaldo, cuando, según la nota oficial, hubo un forcejeo y el arma se le disparó al policía, casualmente, como no puede ser de otra forma. Sin embargo, los testigos presenciales relatan que los hechos sucedieron de otra manera, no hubo forcejeo ninguno y sí enfrentamientos verbales, en los que no participó el joven muerto.La policía relata que se encontraban en uno de los controles rutinarios de la policía cuando al entrar en el bar los que estaban dentro se pusieron violentos, rompieron botellas, insultaron e intentaron agredir a los miembros de las Fuerzas de Orden Público, cuando uno, el más agresivo, intentó cortar la cara de uno de los agentes, motivo por el cual éste desenfundó su revólver, José Luis se abalanzó sobre él para intentar quitárselo y fue entonces cuando la pistola se disparó accidentalmente. Versiones, en definitiva, que hoy en día nos dejan perplejos ¿Quién se abalanzaría en 2016 contra alguien que tuviera una pistola desenfundada? ¿Es que en la Transición los jóvenes tenían un valor especial que hemos perdido en este país? ¿O fueron mentiras sistemáticas que permitían a la policía llevar a cabo asesinatos que quedaban impunes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *