TOMÁS ALBA IRAZUSTA

14441149_317586501941588_5858844728329324987_n

TOMÁS ALBA IRAZUSTA
(28 de septiembre de 1979)
La caza siempre ha sido un “deporte” muy practicado en este país, y sus herramientas siempre han sido muy versátiles, igual puedes utilizar la escopeta para matar a un ciervo que para asesinar a un miembro de ETA. Esto es lo que debió pensar la persona que esperó a Tomás Alba a la salida del restaurante en el que estaba cenando para encañonarle y quitarle la vida allí mismo. La muerte de Tomás fue siempre bastante complicada de resolver ya que, aunque fue reivindicada en primera instancia por los Grupos Armados Españoles (GAE), poco después lo reivindicó un autodenominado representante de ETA militar, llamándole “enemigo del pueblo vasco”, sin embargo ni Herri Batasuna ni ETA-militar defendieron el asesinato, por lo que la teoría más plausible es la primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *