BARTOLOMÉ GARCÍA LORENZO

14446223_314126972287541_2074520449832574950_nBARTOLOMÉ GARCÍA LORENZO
(22 de septiembre de 1976, Tenerife)
La desgracia de Bartolomé fue el haber actuado como cualquiera lo hubiera hecho. Un día cualquiera de septiembre, llamaron a la puerta y al abrir se encontró con 6 individuos armados apuntándole. Como cualquiera hubiera hecho, se asustó y cerró la puerta, motivo suficiente para que los seis descerebrados descargaran hasta 33 balas, perforando la puerta y dando en el blanco cuatro de ellas. Bartolomé estaba de visita en casa de su prima Antonia, la misma que temblando de miedo protegía a su bebé de sólo algunos meses. Por lo visto el cadáver de Bartolomé no era lo suficientemente importante para los asesinos, que al ver el cuerpo no llamaron a una ambulancia sino que lo metieron como pudieron en el coche policial y lo dejaron en las urgencias del hospital. Tras seis horas en el quirófano, consiguieron estabilizarlo, pero dos días después murió. Esta vez, la versión de la policía fue que buscaban a “El Rubio” (responsable del secuestro y asesinato del empresario Eufemiano Fuentes) ya que incluso dan la noticia al Gobernador Civil, pero cuando se dan cuenta del error cambian la versión y afirman que Bartolomé iba armado e intentó disparar. Finalmente todo quedó en un lamentable error al intentar capturar a “El rubio”. Juan José Merino Antón, José Antonio del Arco Martín, José María Vicente Toribio, Ángel Dámaso Estrada, Juan Gregorio Valentín Oramas y Miguel Guillermo López García, los seis policías que mataron al chico son juzgados en 1982 y le piden 12 años de cárcel más la inhabilitación permanente, pero finalmente son condenados a 2 años de cárcel, que nunca llegarán a pisar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *