VALENTÍN GONZÁLEZ, muerto en huelga legal

VALENTÍN GONZÁLEZ RAMÍREZ  (25 de junio de 1979, Valencia)

Aun cuando las leyes dictan algo acerca de la legislación sobre el trabajo, y en especial en lo concerniente a los salarios, muchas veces es ignorado por algunos empresarios, poniendo más el ojo en su beneficio que en pagar unos salarios dignos.
Eso mismo pedían los habitantes de Valencia cuando el 25 de junio de 1979 marchaban por la calle pidiendo que se cumpliera el laudo dictado por la Delegación de Trabajo de Valencia, que obligaba a los empresarios del sector a subir los salarios de sus empleados y que llevaban sin cumplir desde su aprobación.
No hubo ningún incidente con los piquetes informativos, integrados por personas mayores de 60 años. Bueno, no hubo incidentes hasta que llegó la policía para exigir que los trabajadores abandonasen la zona. Aunque la huelga es legal, el oficial al mando ordena cargar y un grupo de trabajadores se refugia en una caseta de vestuarios. La policía lanza una botella de gas lacrimógeno al interior que hace salir a los que estaban para recibirlos con la porra. El padre de Valentín González está dentro de la caseta y Valetín ve cómo la policía le está apaleando, por lo que va en su ayuda, recibiendo un pelotazo de goma en el pecho, lanzado a menos de dos metros; a continuación otro policía se acerca y le golpea con la porra, lo que acaba siendo mortal.


Cuando llega al Hospital Provincial una hemorragia interna acaba con su vida, con menos de 21 años.


Un año después, un juicio a puerta cerrada se cerrará sin dimisiones ni culpables y con una indemnización de un millón de pesetas a su padre que seguro no borrará la imagen de su hijo en el suelo agonizando.

 

transi7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *